Close

El jardín de al lado

Decidimos que nuestra casa debía tener un jardín delante, nos pareció una gran idea construir un pequeño y sencillo paraíso efímero que sirviera de escenario de bienvenida a Acanto.

Pero nuestra acera es estrecha y como en toda ciudad cosmopolita debíamos ceder espacio a señalizaciones viales y contenedores de desechos por lo que nuestro templo de plantas está ubicado en el lateral de la tienda.


Todas las mañanas armamos nuestro jardín con mucha ilusión, lo pensamos como una invitación a compartir la belleza de la naturaleza con todo aquel que por placer, obligación u error camine por el barrio.

Pero no sólo debía ser bello sino que también debía ser útil, así que, pusimos en adopción a cada una de nuestras plantas para que sean parte de vuestras casas.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *